• Blog

El Espíritu de la Montaña

Gigante gigantón, revestido su cuerpo de musgos, huicundos, verdes hojas, frutos de mortiños, caracoles y alas de mariposa, el Sacharruna, espíritu y guardián de la montaña, recorre con su vista los amplios horizontes de pajonales y encarnizados bosques, a cuyas plantas se extiende la algarabía de las ciudades. El traqueteo de sus pies de redoblante levanta polvo de la tierra castigada por el verano. Densas lágrimas bajan de sus ojos de pozos otrora apacibles y se deslizan por su traje mítico con olor a humo y quemazón.

Las llamas devoradoras han pasado dejando un reguero de animalitos quemados, los pequeños lobos de monte con sus pelambreras destrozadas, los ágiles conejos y liebres que no alcanzaron a salir de sus guaridas, ahogados por el humo, los nidos de innumerables pájaros ya carbonizados, los insectos convertidos en ceniza y hasta un pequeño osezno que no pudo seguir el tranco  de su madre en la estampida, en la desesperada huída , todo … todo lo ha consumido el fuego que parece haber devorado hasta las entrañas de la tierra.   

El Sacharruna erguido, extiende sus brazos en cruz, otea los cielos velados por el humo, convoca a los más antiguos manes tutelares y proclama que fue la mano criminal del hombre la que produjo tal desastre, esos seres humanos desquiciados que jamás comprendieron que son uno con la naturaleza y que al  castigarla y destruirla se están condenando ellos mismos sin piedad. Lanza al infinito su voz de lobo y de enloquecido sonido de cuerno y a su llamado las nubes comienzan a agolparse, una ligera gota de lluvia cae entre dedos vegetales y sabe entonces, el espíritu y guardián de la montaña que la vida retornará con todo su esplendor a esos parajes porque para eso está él, el guardián de la montaña, del bosque, de la vegetación, de los seres vivos, para no permitir que nunca desaparezcan que nos sean avasallados por la destrucción. La vida resplandece en una solitaria flor de ñachag respetada en su belleza contra la que no pudo el fuego de la muerte.

Permanece informado/a

Sigue todos los pasos que se realizan en esta lucha diaria por una mejor Provincia de Pichincha y la igualdad de género.

Redes Sociales


Copyright © 2017 Marcela Costales - Todos los derechos reservados