• Blog

Amistad

No existe un placer comparable al de reunirse, aunque fuese de vez en cuando, con amigos verdaderos, aquellos que nos aceptan tal y como somos, los que conocen los derroteros que alma adentro llevamos, los que nos han tendido la mano cuando tropezamos y han compartido la veleidosa alegría de los triunfos, de las mañanas de sol, de la invalorable aventura de la juventud y también de las lágrimas.

Resultado de imagen para amistad

Seguir leyendo

  • Blog

Cumpliendo sueños

Lo habían educado en la humildad, virtud gloriosa de la que muchos carecen. Le inculcaron valores, el respeto a los otros, hablar con la verdad, no tocar lo que es ajeno, no entrometerse en asuntos que nos son de su incumbencia, venerar y cuidar de los  ancianos, y entonces se sintió bueno y amó la vida. Así creció, desde un hogar no rico, avanzó por menesteres como la albañilería, guardia de seguridad hasta llegar a ser chofer y pensó que había alcanzado la cima de la superación. Pero… algo en el interior de su corazón le pronosticaba que habían otros espacios para descubrir, inteligencia que desarrollara a plenitud, días diferentes y de desconocida realización. Y la puerta se abrió, algo, alguien, desató ese resorte vivo de la superación y comprendió que para la voluntad no existe fronteras ni límites.

Imagen relacionada

Seguir leyendo

Frances H. Arnold, la científica norteamericana, se convierte en la quinta mujer en obtener el Premio Nobel de química, a lo largo de la historia de este galardón de importancia mundial.

Indiscutiblemente son muchas las mujeres que han incursionado con fuerza, talento y creatividad en el campo de la ciencia, pero muy pocas de ellas han sido reconocidas a pesar de haber desarrollado una colosal tarea, contribuyendo a grandes descubrimientos y avances tecnológicos que han incidido positivamente en el desarrollo de la humanidad. Sin embargo han permanecido invisibilizadas y su tarea no ha sido valorada en su real dimensión.

Resultado de imagen para Frances H. Arnold

Seguir leyendo

  • Blog

Cristo o Judas

Bajo el hipotético nombre de Nils Runeberg y de su obra Kristus och Judas, Jorge Luis Borges, el grande de la literatura latinoamericana, nos plantea un relato que podía parecer transgresor a no ser por los interrogantes audaces y provocadores que de él surgen. El personaje central es Judas y nos dice Borges: “Ergo, la traición de Judas no fue casual, fue un hecho prefijado que tiene su lugar misterioso, en la economía de la redención”, ¿nos trata de confrontar entonces con la compresión de un acto que estuvo previsto en la eternidad? …. “El Verbo se había rebajado a mortal; Judas, el discípulo del Verbo, podía rebajarse a delator (el peor delito que la infamia soporta)… nada sabemos del inexplicable traidor”.

Seguir leyendo

Permanece informado/a

Sigue todos los pasos que se realizan en esta lucha diaria por una mejor Provincia de Pichincha y la igualdad de género.

Redes Sociales


Copyright © 2017 Marcela Costales - Todos los derechos reservados